SECCIÓN CULTURAL

informativo nº 1

Con la vista en el Maigmó

Es una tarde brumosa;

sentado en el ordenador

contemplo, con vista al fondo, la sierra azul del Maigmó.

Así llaman a la sierra,

que circunda, por poniente, el cráter que fue en un tiempo lo que es hoy un valle verde.

Se yergue altivo en el cielo el pico que da su nombre. Lo custodian en sus flancos el Maigmonet y su madre.

De sus faldas la ladera, en barba verde de pinos, se derrama, pudorosa, para vesar los olivos.

Es como un casco de coco, por donde resbala al río, la torrentera en las lluvias y la nieve con el frio.

En el valle todo es calma. La urbe, conciliadora, se concentra en unos puntos que configurar la "Foia".

Juan Ramón